¡Todo lo que necesitas saber sobre el trabajo de una camgirl!

Trabajar como camgirl es una ocupación con horarios bastante flexibles y que puedes hacer desde casa, pero que no le conviene a todo el mundo, y que incluso puede dañar la imagen de la mujer. Como cualquier trabajo, ser camgirl tiene su lado positivo y negativo.

 

Si estás interesada en esta profesión, es fundamental conocer todas las facetas del trabajo de una camgirl, cuáles son las principales ventajas y desventajas que tiene y qué salario se puede esperar. En este artículo vamos a ser transparentes sobre esta actividad, intentando informarte lo mejor posible al respecto.

 

¿En qué consiste el trabajo de una camgirl?

Camgirl o "webcam hostess" es una profesión que consiste en mostrarse en poses explícitas a través de la webcam, a petición del cliente, y que tiene una connotación sexual muy fuerte. Esta profesión la puede ejercer una mujer, a quien se le conoce como camgirl, o un hombre, que se conocerá como camboy.

 

Una camgirl suele hacer shows de webcam a sus clientes, donde se desnuda o se pone en diversas posiciones sexuales, a cambio de una interesante remuneración que suele venir en forma de propina.

camgirl

 

Ventajas y desventajas de ser camgirl

Ser una camgirl es una actividad controvertida y divisoria. A algunos les resulta muy degradante y a otros les parece una profesión como cualquier otra. Descubramos las ventajas y desventajas del trabajo de la camgirl:

 

Las ventajas del trabajo de una camgirl

Horarios muy flexibles: una camgirl organiza su horario según su disponibilidad, por lo que disfruta de una gran libertad en su trabajo.

Un salario sustancial: este trabajo no requiere una inversión financiera significativa y puede ser muy rentable, dependiendo de la frecuencia con la que se trabaje.

Trabaja por tu cuenta: no tienes que estar bajo las órdenes de un superior para ser camgirl, todo lo que necesitas es una cámara web y estarás lista para el espectáculo.

El trabajo se puede realizar en casa: no se necesita oficina ni equipo para realizar estos servicios, este trabajo se puede realizar donde se desee.

Han surgido varias plataformas de cámaras en vivo serias, como Jerkmate.

 

El lado negativo del trabajo de una camgirl

La desventaja del trabajo de una camgirl es que puede ser muy dañino para la imagen de las mujeres u hombres. Las grandes propinas y el alto salario suelen dar la impresión de que a través de esta profesión la mujer vende su cuerpo, pero esta opinión no es compartida por todos.

A diferencia de la prostitución, una camgirl no tiene contacto físico con sus clientes, todo se hace por webcam, es solo un espectáculo. Una camgirl también puede encontrarse con clientes groseros o malos y es igualmente probable que la reconozcan en la calle.

 

¿Cuánto toca una camgirl?

El principal activo de este trabajo bastante atípico es, obviamente, la remuneración, la cual puede ser muy importante. Una camgirl que se inicia en la profesión recibe un mínimo de 1000 euros al mes. Este salario puede triplicarse rápidamente o incluso cuadriplicarse en los meses siguientes: depende del potencial de la mujer en cuestión, así como del tiempo invertido, la duración de sus lives y su notoriedad.

Las camgirls más famosas de la web pueden ganar hasta 100.000 euros al mes. Como puedes imaginar, uno puede volverse muy rico realizando este tipo de actividad, aunque esta profesión puede ser mal vista por la sociedad.

Además de las propinas, los clientes suelen enviar obsequios a las camgirls para expresar su satisfacción. Como has visto, ser camgirl es un trabajo como cualquier otro, está lejos de la prostitución y puede resultar muy gratificante.


Los comentarios


: